Solicita tu presupuesto

    Indica en qué tipo de productos estás interesado
    Municipio
    Nombre completo
    Teléfono
    Email
    Mensaje

    Contacto

    Vega del Rey, c/ Almutamid 6, oficina 211 A 41900-Camas, Sevilla

    +34 672 177 688

    Categoría: Autoconsumo residencial

    Leer Más

    ¿Qué es un huerto solar?

    De entre todas las nuevas fórmulas que continuamente hacen su aparición para sacar rentabilidad contribuyendo a la mejora de la calidad de vida en el planeta, los huertos solares se posicionan como las grandes oportunidades para todos aquellos que posean un terreno disponible.

    En términos generales, un huerto solar no es otra cosa que un número determinado de placas solares pertenecientes a uno solo o a distintos inversores independientes entre sí. Los propietarios se ponen de acuerdo, asociándose para llevar a cabo la instalación, en un mismo terreno o parcela, de todo lo que se hace necesario para producir energía solar de forma completamente autónoma e independiente.

    Los gastos y los beneficios se repartirán de forma proporcional entre los inversores. En cuanto a los beneficios que producen estas centrales, que suelen ser a pequeña escala, pueden darse en forma de suministro de energía a las viviendas de los inversores si estos rodean o están cerca del huerto, o económicamente, ya que los excedentes se volcarían a la red eléctrica, vendiéndose al operador de la zona.

    Características de un huerto solar

    El terreno a utilizar para la instalación de un huerto solar es una de las características fundamentales. En este sentido, se debe tener en cuenta sus dimensiones, debe ser una parcela amplia, con la suficiente extensión para que se coloquen el número de placas suficientes que propicie una buena rentabilidad.

    Estos montajes suelen llevarse a cabo en espacios cerca de campos de cultivo o prados que posean una buena alineación y un bajo desnivel para poder aprovechar al máximo la radiación solar. Elegir un terreno alejado de las ciudades evitará recibir sombra de edificios cercanos, además el suelo urbano siempre es más caro y representa una pérdida de suelo urbanizable.

    Según el suelo

    Las características físicas del suelo deben referirse a una orientación sur, que sean de fácil acceso, sobre terrenos previamente desbrozados, con altas posibilidades de evacuación, con un mencionado desnivel no superior al 4%, que estén libres de cargas y no incluidos en zonas de Protección Ambiental.

    Por otro lado, en las instalaciones solares en suelo rústico se hace necesario que exista un tendido eléctrico cercano donde evacuar la energía generada a la red de suministro general.

    Según el régimen urbanístico

    Debe comprobarse cómo afecta a las normas de cada comunidad autónoma y a la Normas subsidiarias municipales y provinciales. También hay que tener en cuenta el resto de protecciones ambientales, la ocupación máxima de terreno en base a normativa de la respectiva Comunidad Autónoma y otras limitaciones de espacio en base a afecciones de infraestructuras.

    Por último, se deben considerar los proyectos potenciales de grandes redes de comunicación (autopistas, líneas férreas principalmente) y las posibles recalificaciones urbanísticas para desarrollo de urbanizaciones, polígonos, etc.

    Superficie necesaria según la ratio de los promotores

    Según el tipo de instalación para desarrollar una planta solar de 1Mw para una instalación sobre una estructura fija, se requerirá un mínimo de 2 Ha, mientras que para instalaciones con seguimiento a 1 eje serán necesarios 4 Ha y para 2 ejes alrededor de 7,5 u 8 Ha.

    Como norma general, los promotores fotovoltaicos andan a la búsqueda de terrenos con más de 20 Ha para poder instalar estructuras que alcancen el máximo permitido de 10 Mw.




    ¿Qué se necesita para montar un huerto solar?

    Los requisitos necesarios para llevar a cabo un proyecto de huerto solar no restan ni un ápice al interés que genera este tipo de instalación, ya que a medio y largo plazo se considera una inversión muy rentable.

    Es imprescindible para montar un huerto solar presentar un proyecto realizado por una empresa instaladora certificada. En este proyecto se detallarán todos y cada uno de los aspectos legales y técnicos que se requieren. En este mismo documento se deberán especificar los recursos económicos que serán necesarios para activar el huerto solar, así como una estimación de su rentabilidad.

    También es imprescindible una autorización emitida por la comunidad autónoma que permita llevar a cabo la instalación, así como la solicitud a la compañía eléctrica y su posterior autorización para llevar a cabo una conexión a la red plenamente legal.

    Por último, serán necesarios un certificado de instalación eléctrica una vez terminada y validada, la inscripción en el registro de Instalaciones Productoras en Régimen Especial y la firma del contrato para conectar el huerto solar a la red y vender los excedentes o toda la producción a la empresa de electricidad.

    Ventajas de un huerto solar

    España debe ser líder en producción solar fotovoltaica europea, sus condiciones en cuanto a horas de sol en su territorio la hacen ideal, presentando numerosas ventajas para sus inversores.

    En primer lugar, se logra un aprovechamiento del suelo que no es lo suficientemente grande para una instalación tradicional y democratiza el acceso a la producción energética, con la posibilidad de que sean pequeños productores y no las grandes compañías energéticas de siempre.

    En segundo lugar, es una herramienta fundamental de nuestros tiempos para combatir el exceso de contaminación que produce las energías derivadas de la quema de fósiles, como el petróleo y el carbón, contribuyendo eficazmente en la lucha contra el efecto invernadero y el cambio climático.

    Por último, contribuye a una producción local y una red eléctrica mucho más independiente de los mercados y resistente a los cambios. Si algo fallase en la red de suministro general o en los lugares de producción, los huertos solares seguirían proporcionando suministro sin verse afectados.

    Leer Más

    Diferencias entre paneles fotovoltaicos monocristalinos y policristalinos

    Los paneles fotovoltaicos tienen una primera y fundamental división en función a la calidad del silicio con el que están construidos. Como sabemos, las placas solares están constituidas de células fotovoltaicas que, para obtener un buen rendimiento, se fabrican en silicio cristalino, aunque también pueden combinarse con arseniuro de galio, e incluso encontrarse este elemento puro formando fotocélulas para materiales semiconductores. Pero, en la inmensa mayoría de los casos (el 90%), es el silicio el absoluto protagonista para transformar la energía solar en electricidad. Pueden ser monocristalinos o policristalinos.

    En este sentido, cuanto más pura sea la carga de silicio que componga la placa solar, con más eficiencia llevará a cabo el trabajo de conversión entre un tipo de energía (solar) y otra (eléctrica).  Los paneles solares monocristalinos son los más eficiente y potentes existentes actualmente en el mercado por el simple hecho de que sus cristales de silicio son más puros.

    Funcionamiento de las células fotovoltaicas

    Para comprender las diferencias existentes entre un tipo de panel solar y otro, es necesario saber cuál es el proceso que tiene lugar en las células fotovoltaicas que permite la transformación de la energía lumínica proyectada por el sol en eléctrica para uso humano.

    Los paneles solares requieren de la incidencia directa de los fotones de luz en sus células fotovoltaicas para crear un campo de electricidad entre las capas que lo componen, primero en módulos y posteriormente en paneles. Esto creará una corriente continua gracias al efecto fotoeléctrico. Por último, el inversor la transformará en corriente alterna con la que poder usar los equipos electrónicos que las personas utilizan.

    La capacidad para transformar radiación solar en electricidad estará directamente relacionada con la pureza del silicio con la que cuentan las células fotovoltaicas.

    Paneles solares monocristalinos

    En estos paneles se instalan células con un silicio cuya procedencia es un mismo y único cristal. Este hecho hace que sea más puro, por lo que produce una mayor eficiencia, como cabe suponer también son los más caros. El encarecimiento se debe a que deben pasar por un proceso de fabricación denominado Czochrlaski, por el cual se consiguen bloques de silicio de forma cilíndrica (obleas) y con una gran pureza.

    El silicio para aplicaciones fotovoltaicas (PV) es cultivado en forma cilíndrica con un diámetro de 8 pulgadas, unos 200 mm. La superficie del cilindro se recorta de forma casi cuadrada para ser preparados como intrínsecos, P-tipo dopado o N-tipo de silicio dopado.

    El método Cz o Czochralski

    El dopaje P- se consigue utilizando el elemento químico del boro, por su parte, el N- se logra usando fósforo. Las células solares que están fabricadas a partir de mono-Si (Silicio monocristalino) contiene un 35 % aproximado, es decir, un 30 % P-tipo, y 5 % N-tipo de todas las células solares basadas en este tipo de cortes de silicio. Por otra parte, el espesor medio de la producción de células solares fotovoltaicas mono-Si usadas se encuentra en el rango de 160-190 m.

    Es este el método más común para producir cristales monocristalinos de Silicio, ya que, entre otras ventajas, requiere muy poco tiempo en su proceso, la tensión térmica y el coste final son relativamente bajos. Por último, cabe mencionar que el silicio de esta forma cultivado posee una concentración alta de oxígeno que colabora con la captación de posibles impurezas internas.

    Ventajas de la instalación de los paneles moncristalinos de silicio

    Las instalaciones fotovoltaicas llevadas a cabo con este tipo de paneles ofrecen un mayor rendimiento, lo que las hace ideales para estructuras que no disponen de mucha superficie. Usando estos paneles se obtiene mayor potencia cubriendo la misma superficie que con otros sistemas posibles. Por otro lado, su vida útil, a nivel operativo, también es más longeva obteniendo, además, mejores niveles de producción con radiación difusa.

    Se distinguen por un característico color negro y por tener las esquinas recortadas en chaflán como resultado del corte que se realiza sobre la propia célula.

    Los inversores para células monocristalinas de silicio

    Los inversores fotovoltaicos son los mecanismos que transforman la energía recibida por el sol obtenida por las placas fotovoltaicas en corriente alterna. Los paneles fotovoltaicos cuentan con una para que cumplan con su función.

    Si la placa solar queda parcialmente cubierta, lo más acertado será emplear micro inversores solares en lugar de los inversores centrales habituales.

    Hay varios tipos; los inversores aislados, los conectados a la red, los centrales y los micro inversores solares que están especialmente aconsejados para los casos en los que el panel solar vaya a mantener una parte a la sombra.

    Paneles solares policristalinos

    Este otro tipo de paneles también están compuestos por células a partir del silicio, aunque al no emplearse el método Czochralski no es tan caro, ni tan puro, ni tan eficiente como los monocristalinos.

    En este caso, se vierte silicio en bruto, con todas sus impurezas sobre un molde (cuadrado) que se deja enfriar lentamente en un crisol. Este bloque estará formado por una gran cantidad de diminutos cristales de silicio, presentando una gran heterogeneidad.

    Posteriormente, se partirá en finas láminas formadas por estos diminutos cristales de silicio. Este proceso implica una menor pérdida de este mineral, pero el resultado es mucho menos eficiente a la hora de trasformar la energía solar en energía eléctrica.

    En cuanto a su apariencia, los paneles presentan un acabado rectangular y su color es el azul marino que proyecta su mezcla de minerales. En cuanto a sus datos técnicos, una placa policristalina presentará un Coeficiente de Temperatura que propiciará una pérdida de potencia mayor por cada grado centígrado superior a los 25 en comparación a las placas monocristalinas.

    Leer Más

    El autoconsumo solar, la alternativa a la nueva factura eléctrica

    El autoconsumo solar se presenta como la mejor alternativa para hacer frente a la nueva factura eléctrica.

    La implementación de la nueva tarifa de la luz que ha entrado en vigor está generando desconcierto entre los consumidores debido a su complejidad, debido a las dos potencias y a los tramos horarios.

    Para que estos nuevos cambios no afecten a la economía doméstica o corporativa, hay que considerar otras alternativas, siendo el autoconsumo solar la mejor opción para ahorrar y cuidar del planeta.

    La energía solar: una energía económica y accesible

    El autoconsumo solar es una alternativa que permitirá a hogares y empresas independizarse de la red convencional de energía, y así poder evitar los nuevos pagos de las facturas que han cambiado sus tarifas desde junio.

    A través de las placas solares se puede producir la cantidad de energía necesaria para las diferentes actividades diurnas.

    Para asegurarnos de que la energía suministrada sea suficiente, es importante contar con las placas solares indicadas. Para ello, aconsejamos contar con empresas profesionales capaces de instalar y asesorar para aprovechar todos los beneficios de la energía solar fotovoltaica.

    Además, la instalación de sistemas de almacenamiento o baterías, es algo que acompaña al uso de estas placas solares. Gracias a ellos, la energía sobrante producida se puede almacenar para ser usada en otro momento.

    Con esta alternativa también se puede contar con un gasto fijo, lo que permite una mejor planificación contable, tanto a hogares como empresas.

    Una energía al alcance de todos

    Por otro lado, la energía solar fotovoltaica es una energía ecológica accesible para cualquier bolsillo. Hay muchas personas que aún piensan que el autoconsumo solar es algo inaccesible y caro. Pero la realidad es bien distinta, desde hace muchos años ya no es “cara”.

    De hecho, el autoconsumo fotovoltaico es más barato que la energía tradicional. Aunque la inversión inicial puede ser elevada, en 3 – 5 años ya es posible amortizar la inversión realizada y ahorrar una gran cantidad de dinero en la factura de luz.

    De acuerdo a estimaciones, con un 50% de autoconsumo, es posible amortizar el sistema. Por otro lado, para una instalación media de 10 módulos, se necesitaría invertir 4.000 euros, pero se ahorrará entre unos 500 a 800 euros durante el primer año.

    También se debe tener en cuenta el hecho de que las placas solares cuentan con una garantía de fábrica de 25 años, por lo que es una opción muy rentable para los consumidores.

    Aprovechar la energía solar durante el día y almacenarla en baterías, es la mejor forma de ahorrar, tanto en hogares como empresas, para así poder reducir los gastos mensuales en la factura de luz.

    El medioambiente lo agradecerá

    Un punto importante, más allá del propio bolsillo, por el cual considerar la alternativa de autoconsumo solar, es el beneficio que aporta al medioambiente.

    Al reducir el consumo energético durante el día, se contribuye al cuidado y preservación del entorno natural, dado que se trata de energía totalmente limpia y renovable. No produce CO2 a la atmósfera, uno de los mayores contaminantes actuales e impulsadores del calentamiento global del planeta.

    Para las familias preocupadas por la preservación del medioambiente y para las empresas que busquen mejorar su imagen en el mercado, el uso de esta alternativa es la mejor forma de aportar un granito de arena en el cuidado del planeta.

    Sindetec: líder en placas solares fotovoltaica para autoconsumo

    Somos una empresa instaladora en baja tensión especializada en placas solares fotovoltaicas para autoconsumo en viviendas y empresas. 

    En Sindetec especialista en placas solares en Sevilla, Cádiz, Málaga, Huelva y Córdoba ayudamos a hogares y empresas a disminuir sus gastos energéticos y lo hacemos a través de una energía limpia, inagotable y gratuita como es la energía solar fotovoltaica.

    Ponemos al cliente en el centro, y lo atendemos de manera personalizada, a través de la transparencia, profesionalidad y honestidad. Ofrecemos financiación a medida.

    En definitiva, gracias al autoconsumo solar, hogares y empresas cuentan con la mejor alternativa a la nueva factura eléctrica, reduciendo sus gastos energéticos al aprovechar la energía solar.  De esta manera se ahorra en la factura de luz mientras cuidamos del medioambiente.

    Si te gustaría pasarte al autoconsumo solar para hacer frente a la nueva factura eléctrica, contáctanos y solicita tu estudio personalizado gratuito.

    Leer Más

    Instalaciones de placas fotovoltaicas: la calidad se define en los pequeños detalles

    Cuando hablamos de instalar placas fotovoltaicas y pensamos en los componentes que forman parte de la instalación, rápidamente nos vienen a la cabeza el inversor o los paneles solares. Son, por supuesto, los componentes más importantes de una instalación de autoconsumo, tanto por su componente tecnológico como por su influencia en el precio final.

    A veces se entra también en cierto detalle en la estructura portante. Esto ocurre principalmente en situaciones en las que existen obstáculos circundantes (sombras), la superficie es limitada, o la orientación de la cubierta no es favorable para la instalación de las placas.
    Sin embargo, casi nunca pensamos en una parte de la instalación cuya correcta selección y montaje es fundamental para la vida de nuestra instalación de autoconsumo solar fotovoltaico. Estamos hablando de los anclajes.

    El anclaje más utilizado en tejados y cubiertas planas, y con mejores valores de resistencia admisible, es el de taco químico más varilla roscada de acero. Hoy queremos hablaros de uno de estos dos componentes: las varillas roscadas.

    El acero es una aleación hierro-carbono con muy buenas características mecánicas pero que oxida en presencia de oxígeno. Y si no se le aplica ningún tratamiento superficial se oxidará, irá perdiendo material poco a poco y al cabo del tiempo los valores resistentes de la varilla serán muy inferiores a los que tenía el día que nos instalaron los paneles solares.

    Para evitar la oxidación tenemos dos opciones:

    • Darle un tratamiento superficial con un material que sirva de material de sacrificio frente a la oxidación. Dentro de esta categoría las varillas más comunes son de acero zincado, que no es otra cosa que una varilla de acero con una capa exterior de zinc. El espesor de la capa es muy escaso y está pensado para utilizarse en ambientes interiores.
    • Cambiar los componentes y proporciones de la aleación para obtener un material con mejores propiedades frente a la corrosión. El acero inoxidable es una aleación de acero y otros componentes como molibdeno, níquel y wolframio; que le otorgan al material de una resistencia extraordinaria a la oxidación.

    Pero además de lo indicado arriba hay otra diferencia esencial entre las varillas de acero zincado y las varillas de acero inoxidable: el precio. Mientras una varilla roscada de acero zincado puede costar unos 0.50 € por metro lineal, una varilla de acero inoxidable puede rondar los 5 € por metro.

    Instalaciones de placas fotovoltaicas: la calidad se define en los pequeños detalles 2

    No sabemos si es por esto, o por simple desconocimiento, pero cada vez nos encontramos con más instalaciones en las que los anclajes disponen de varillas de acero zincado. El cliente además no tiene forma de diferenciarlo a simple vista, salvo que sea una persona acostumbrada a trabajar con este tipo de materiales.

    Para ayudar a nuestros clientes a saber si en su instalación le ha colocado o le van a colocar las varillas adecuadas, se puede realizar una simple prueba. Tan sencillo como acercar un imán a la varilla. Si el imán se pega, nos encontramos ante acero zincado, si el imán no se pega, o lo hace con muy poca fuerza, estamos ante acero inoxidable. También pueden comprobarse los extremos de las varillas, que suelen tener pintura verde en el caso de varillas de acero inoxidable y de color rojo en el caso de acero zincado.

    Y es de suma importancia saberlo. Si tus varillas roscadas son de acero zincado, en 2 ó 3 años van a estar oxidadas, y en 5 empezarán a tener un deterioro considerable. Desde luego, no van a durar 20 ó 30 años. Son el punto de unión de la instalación a la cubierta y considerando que tenemos una instalación en altura, expuesta a vientos y a la intemperie, el resultado final más indeseado sería el colapso de los anclajes y la caída de la instalación.

    Instalaciones de placas fotovoltaicas: la calidad se define en los pequeños detalles 3

    Una empresa profesional instaladora de placas solares fotovoltaicas no colocaría en ningún caso varillas zincadas. Una empresa profesional sabe lo que se le puede pedir a cada material que instala y sabe qué fuerzas de viento van a tener que soportar tanto la estructura soporte como los anclajes. Recordemos que en un sistema de autoconsumo los componentes se deben seleccionar para que la vida útil de nuestra instalación sea de al menos 25 años.

    Exige a tu instalador de placas fotovoltaicas materiales de primera calidad. Exige que los anclajes sean de acero inoxidable. Exige profesionalidad.

    Leer Más

    Rentabilidad de los sistemas de autoconsumo fotovoltaico residenciales

    Un sistema de autoconsumo supone una inversión a largo plazo que genera importantes ahorros durante la vida útil de la instalación, típicamente más de 25 años. Desde el punto de vista económico se puede asemejar a un producto financiero cuyos parámetros de rentabilidad se pueden analizar y evaluar. Vamos a ver algunos de estos indicadores para poder entender el rendimiento económico que podemos obtener con una instalación de autoconsumo desde distintas perspectivas y poder comparar diferentes soluciones o propuestas.

    En primer lugar, debemos aclarar algún aspecto de la propia inversión a realizar. Para poder comparar distintas soluciones únicamente desde el punto de vista de la inversión, hay que tener en cuenta la potencia de la instalación. Típicamente se habla de la potencia pico, que consiste en la suma de la potencia en las condiciones de referencia de los módulos. Para saber si una solución es más o menos competitiva que otra debemos analizar el ratio entre el total de la inversión y la potencia pico. Hay distintos factores que hacen que se pueda conseguir un mejor o peor ratio €/Wp, especialmente en instalaciones residenciales, como puede ser la complejidad de la instalación eléctrica, la tecnología empleada, el tipo de tejado o cubierta, la accesibilidad… Adicionalmente, al ser habitualmente instalaciones relativamente pequeñas hay costes fijos que tienen un mayor impacto en los sistemas de menor potencia, por lo que es más sencillo conseguir un coste más competitivo con instalaciones más grandes. El coste de la instalación en €/Wp es un indicador interesante para entender cómo de competitiva es una solución, pero no debe ser el único factor a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión.

    Para el cálculo de los parámetros de rendimiento económico a partir de la inversión inicial es fundamental hacer una correcta estimación de la generación que tendrá el sistema y de los consumos de la vivienda, ya que son la base sobre la que se calculan los ahorros obtenidos, teniendo en cuenta la tarifa que se paga por el término de energía en la factura de la luz. Para la proyección de los ahorros que se generan durante la vida útil de la planta, se debe tener en cuenta por un lado la degradación que se produce en los módulos, que implica una pequeña bajada de potencia cada año, y la evolución estimada del precio de la electricidad.

    Adicionalmente a los ahorros por autoconsumo directo, en caso de acogerse la instalación al mecanismo de compensación simplificada de excedentes, se puede estimar el ahorro adicional que puede obtenerse mes a mes con los excedentes.

    Teniendo en cuenta la inversión inicial y el ahorro estimado año a año, se puede calcular el periodo de retorno, que consiste en el tiempo que se tarda en recuperar a través de los ahorros la inversión inicial. Una vez superado ese tiempo, durante el resto de la vida útil de la instalación todos los ahorros son beneficios directos que se obtienen. Habitualmente este valor se encuentra entre 4 y 7 años dependiendo de las condiciones particulares de la instalación y de si son de aplicación alguna de las subvenciones existentes para fomentar el autoconsumo residencial.

    A partir de la inversión inicial y los ahorros generados en cada año, se puede calcular la rentabilidad de la inversión o tasa interna de retorno (TIR). En aplicaciones residenciales, la TIR suele estar en el rango del 10% al 20%, valores muy atractivos y difícilmente alcanzables con otro tipo de inversiones de bajo riesgo como es un sistema de autoconsumo.

    Finalmente, otro parámetro interesante de valorar es el coste medio de la energía autoconsumida. Este valor se puede calcular teniendo en cuenta la estimación de energía generada y consumida en la vivienda durante toda la vida útil de la instalación y el coste de la inversión a realizar. Este valor puede compararse con el precio al que se paga a día de hoy la electricidad que se consume de la red para entender el ahorro que puede suponer el autoconsumo. Especialmente si se tiene en cuenta que ese valor es fijo y de aplicación para los 25 años, mientras que el precio de mercado evolucionará y variará.

    En definitiva, la instalación de un sistema de autoconsumo residencial supone una inversión rentable, que nos permite generar beneficios año tras año al mismo tiempo que reducimos nuestra huella de carbono aumentando la generación renovable.

    Leer Más

    Fuentes de ahorro con una instalación de autoconsumo fotovoltaico residencial

    La instalación de un sistema de autoconsumo fotovoltaico en nuestra casa es una forma limpia y respetuosa con el Medio Ambiente de ahorrar. El Sol es una fuente de energía inagotable que podemos aprovechar para generar en nuestro mismo tejado una parte de nuestra demanda eléctrica, reduciendo el consumo de la red eléctrica y por tanto también el gasto en la factura de la luz mes a mes.

    Esto no significa que nos podamos olvidar de volver a tener que pagar una factura de la luz a nuestra comercializadora. Hay que tener en cuenta que la mayoría de instalaciones de sistemas residenciales son instalaciones conectadas a red, en las que es necesario mantener la conexión al suministro eléctrico para cubrir la demanda cuando no podemos generar la energía suficiente mediante los paneles solares, como por ejemplo por las noches. El cubrir toda la demanda energética de una vivienda con placas solares, aunque es técnicamente viable integrando sistemas de baterías y un correcto dimensionamiento, no es económicamente recomendable salvo en viviendas aisladas que no tienen acceso a la red eléctrica o hay una red débil con frecuentes problemas.

    Entonces, ¿Cuánto podemos ahorrar en la factura de la luz con una instalación de autoconsumo? La respuesta concreta para cada caso particular pude variar mucho en función de los hábitos de consumo y cómo se alinee la demanda energética de la vivienda con la generación de energía solar, pero reducciones del 30% al 50% del consumo de energía de la red son fácilmente alcanzables en la mayoría de situaciones. Además, la reciente aprobación del mecanismo simplificado de compensación de excedentes permite aumentar el ahorro mes a mes en el término de energía de la factura de la luz y alcanzar valores mayores de ahorro, aunque la implementación de este mecanismo está aún en proceso.

    Pero existen mecanismos para obtener un mayor ahorro a nuestra instalación, que desde el primer día operará sin que sea necesario ningún esfuerzo por nuestra parte. Nuestra vivienda seguirá conectada al suministro eléctrico y de forma automática tomará de la red la energía necesaria para cubrir la demanda en cada instante, en caso de que la generación fotovoltaica en ese momento no cubra el consumo. Del mismo modo, si no tenemos activado ningún mecanismo de inyección cero, se verterán a la red los excedentes de generación cuando el consumo en la vivienda sea inferior a la generación. Es decir, el sistema funciona de forma totalmente autónoma y estaremos ahorrando fácilmente desde el primer momento. Pero con muy poco esfuerzo adicional vamos a poder extraer el máximo valor a nuestra instalación de autoconsumo y maximizar el ahorro. Desde una aplicación del móvil o desde el ordenador vamos a poder monitorizar en tiempo real el consumo de la vivienda y la generación de los paneles, y en poco tiempo entenderemos qué consumos tenemos y cuándo tenemos excedentes de generación. Si somos capaces de trasladar parte de los consumos en horas sin sol a los momentos donde tenemos excedentes de generación, podremos reducir los excedentes y maximizar el ahorro. Por ejemplo, programar el uso de electrodomésticos o el funcionamiento de la depuradora de una piscina en horas de sol en las que hay un consumo bajo en la casa, puede significar un ahorro significativo.

    En las siguientes gráficas puede verse en un ejemplo, cómo al trasladar consumos a las horas centrales del día, se consigue aumentar el autoconsumo y por tanto los ahorros alcanzables. En dichas gráficas en gris claro puede verse el consumo de la vivienda tomado directamente de la red y en verde cuando proviene del autoconsumo. En gris oscuro se muestra la generación fotovoltaica, siendo la diferencia de esta curva con el consumo propio los excedentes que se inyectan a la red. A la izquierda, se muestra el perfil de consumo al poco de poner en marcha la instalación, con altos consumos fuera de las horas de generación. A la derecha, el resultado tras desplazar determinadas cargas a las horas de generación solar.

    ahorro autoconsumo

    Otra fuente de ahorro asociada a la instalación de un sistema de autoconsumo puede ser la optimización de la tarifa eléctrica. Este tipo de sistemas se alinea muy bien con las tarifas con discriminación horaria, ya que cuentas con la energía gratuita de la instalación durante el día y un precio más competitivo de la electricidad por las noches.

    En conclusión, un sistema de autoconsumo residencial supondrá un ahorro desde el primer día en la factura de la luz al reducir la demanda energética de la red. Planificando los consumos para adaptarlos a las horas de generación solar y haciendo uso de tarifas eléctricas con discriminación horaria, podemos sacar el máximo rendimiento a la instalación y maximizar los ahorros. Por último, adicionalmente al ahorro en la factura de la luz, en muchos municipios existen bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que varían en el plazo y el porcentaje según la localidad, para fomentar este tipo de instalaciones.

    Leer Más

    Autoconsumo residencial: caso práctico

    En esta entrada vamos a explicar de forma sencilla el funcionamiento de una instalación de autoconsumo en una vivienda. Por lo general, las instalaciones de autoconsumo residencial se conectan a la red interior del consumidor, mediante un circuito dedicado entre la salida de las protecciones del inversor y el cuadro general.

    esquema autoconsumo
    Ejemplo de esquema de conexión. Fuente: IDAE

    En dicho cuadro general se instala un analizador de red para medir el consumo instantáneo de la vivienda. Este equipo no es necesario para que nuestra instalación funcione pero sí es muy recomendable incluirlo, puesto que nos va a permitir conocer de forma instantánea qué energía es autoconsumida y qué energía excedentaria se inyecta en la red, parámetros fundamentales para medir el ahorro. Todas las instalaciones que realizamos en Sindetec incluyen este equipo de medida.

    medidores autoconsumo
    Ejemplo de medidores de consumo disponibles en el mercado

    En días despejados, para una instalación de autoconsumo con orientación sur, la curva diaria de generación solar tiene forma de campana, según el trazado azul que se muestra en la siguiente figura. En función de la época del año, esta curva podrá ser más ancha (verano) o más estrecha (invierno), y el valor máximo variará también en función de la altura solar.

    Durante la noche no tenemos generación solar y, por tanto, el 100% de la energía consumida en la vivienda nos lo suministra la propia red. Con los primeros rayos solares empezamos a autoconsumir, de forma que la energía comprada a la red es igual a la diferencia entre el consumo instantáneo y la energía generada por nuestra instalación fotovoltaica. Por ejemplo, si consumimos 3 kW y la instalación fotovoltaica genera 1 kW, consumimos de red los otros 2 kW que faltan.

    Poco antes de las 10 am la generación fotovoltaica iguala al consumo de la vivienda, por lo que en ese instante el flujo de energía de red es nulo. A partir de dicha hora, en los momentos en los que la generación solar es superior al consumo, inyectamos la energía excedentaria en la red. Por ejemplo, si consumimos 2 kW y la instalación genera 3 kW, autoconsumimos 2 kW e inyectamos 1 kW excedentario en la red. Como indicamos en otras entradas, el RD 244/2019 nos permitirá compensar dicho excedente.

    Durante las horas centrales del día se comprará energía de red o se inyectarán excedentes en red, en función de la diferencia entre la generación instantánea en placas (Ver más en Placas Solares Sevilla) y el consumo instantáneo de la vivienda. Para maximizar los ahorros, nos interesa trasladar el consumo a estas horas centrales del día en las que nuestra instalación genera la mayor cantidad de energía.

    Durante la tarde, la generación fotovoltaica disminuye progresivamente, con lo que se reduce la energía autoconsumida y poco a poco aumenta el consumo de red, hasta que finalmente el 100% del consumo pasa a abastecerse de la propia red.

    Sistema de autoconsumo residencial sin baterías:

    datos consumo energía

    Datos de generación, consumo y energía intercambiada con la red. Datos reales de una instalación en Sevilla.

    Leer Más

    RD244/2019: el impulso definitivo del autoconsumo

    El 5 de abril de 2019 se aprobó en España un Real Decreto que, sin duda, supondrá el despegue definitivo del autoconsumo en nuestro país. Se deroga el impuesto al sol, se simplifica la tramitación de las instalaciones y se permite el autoconsumo compartido, entre otras novedades.

    Novedades principales

    Lo establecido en este Real Decreto no es más que el resultado de aplicar un poco de sentido común a un sector tan castigado como el fotovoltaico. Pasamos a describir de forma resumida los aspectos más importantes:

    • En instalaciones individuales, se elimina la necesidad de un contador adicional para medir la generación.
    • Se permite el autoconsumo compartido, esto es, varios autoconsumidores pueden compartir una única instalación de autoconsumo.
    • Se simplifica la tramitación de las instalaciones. Las instalaciones de hasta 15 kW no necesitan solicitar los permisos de acceso y conexión a la compañía distribuidora. Esto implica que en la práctica totalidad de las viviendas no es necesario solicitar permisos a la compañía distribuidora para instalar un autoconsumo. Además, en instalaciones de hasta 100 kW sin excedentes, conectadas en baja tensión, tampoco es necesario solicitar los permisos de acceso y conexión.

    Esto hace que no tenga sentido legalizar una instalación de autoconsumo doméstica como instalación sin excedentes, siempre que sea menor de 15 kW. Del mismo modo, las instalaciones industriales en las que sabemos que se va a autoconsumir el 100% de la energía generada por la instalación, no tiene sentido legalizarla como autoconsumo con excedentes.

    • Se establece un mecanismo simplificado para la compensación de excedentes, de forma que por la energía generada por la instalación y que no ha sido autoconsumida recibimos una compensación que se descontará del término de energía de nuestra factura, mes a mes.

    Modalidades de autoconsumo

    Por un lado, se establecen dos modalidades de autoconsumo:

    • Autoconsumo sin excedentes. Son instalaciones que en ningún momento inyectan energía a la red. Para ello deben instalar un sistema anti-vertido acreditado.
    • Autoconsumo con excedentes. Son instalaciones que podrán inyectar excedentes a la red. A su vez, esta modalidad se divide en dos categorías:
      • Instalación con excedentes acogida a compensación: aquí se englobarían la práctica totalidad de las instalaciones residenciales y muchas instalaciones industriales con potencia de hasta 100 kW.
      • Instalación con excedentes no acogidas a compensación: en general entraría aquí cualquiera que no esté encuadrada en la categoría anterior o que voluntariamente quieran acogerse a esta modalidad.

    Para las instalaciones con excedentes acogidas a compensación, el valor económico asignado a esta energía excedentaria dependerá de lo acordado entre el autoconsumidor y la compañía comercializadora (salvo en clientes que tengan contratada una tarifa PVPC). Por lo general, se toma como referencia el precio medio de la energía en las horas en las que hay generación, que suele ser de 5-6 c€/kWh. Esta compensación se llevará a cabo mensualmente, y podremos reducir el término de energía de nuestra factura hasta que éste será cero, pero nunca podremos ganar dinero con el excedente ni acumular los excedentes generados un mes para el mes siguiente.

    Por otra parte, en función de la titularidad de la instalación de generación las instalaciones pueden clasificarse en:

    • Autoconsumo individual: un solo consumidor asociado a la instalación de generación.
    • Autoconsumo colectivo: varios consumidores asociados a una instalación de generación. En este caso, todos los consumidores participantes deberán pertenecer a la misma modalidad de autoconsumo y deberán comunicar de forma individual a la empresa distribuidora directamente o a través de la empresa comercializadora, un mismo acuerdo firmado por todos los participantes que recoja los criterios de reparto.

    Por último, indicar que el Real Decreto también establece que el cambio de modalidad podrá realizarse anualmente. Ver más en Placas fotovoltaicas

    ×